Viernes, 19 de octubre de 2018. Año 9º
Tapa14

Año 3 Revista #14

Marzo/Abril

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzuwl2ltywdlbi5qcgcixv0
lunes 14/05/2012

Un viaje al corazón de la cordillera de los Andes

Todos%20caballos

Por Joaquín Galan.Especial para Targetlp

Existen lugares insólitos en el planeta, a los que no muchos acceden y que atrapan. Ya sea por su belleza, o en mi caso, por la historia que atrapa el sitio. El Valle de las Lágrimas, ubicado en el departamento de Malargüe, Mendoza, en plena cordillera de los Andes,es conocido porque en 1972 un avión con 45 pasajeros del club Old Christians de Montevideo, se estrelló en el límite entre Argentina y Chile. Tras una epopeya de 72 días, sólo 16 chicos sobrevivieron. Hace 40 años, entonces, nacía el Milagro de los Andes.

Existen lugares insólitos en el planeta, a los que no muchos acceden y que atrapan. Ya sea por su belleza, o en mi caso, por la historia que atrapa el sitio. En este caso hablo del Valle de las Lágrimas, ubicado en el departamento de Malargüe, Mendoza, en plena cordillera de los Andes.

La historia de este rincón del planeta es conocida: en 1972 un avión con 45 pasajeros del club Old Christians de Montevideo, se estrelló en el límite entre Argentina y Chile. Tras una epopeya de 72 días, sólo 16 chicos sobrevivieron. Hace 40 años, entonces, nacía el Milagro de los Andes.

El trabajo en equipo, la solidaridad, el respeto y el amor entre ellos, fueron valores claves para poder salir adelante. Además de la fortaleza humana que llevó a Fernando Parrado y Roberto Canessa a escalar montañas superiores a los 4 mil metros, para encontrar la salvación de la mano del arriero chileno Sergio Catalán.

Durante los primeros días de febrero de este año, tuve la gran satisfacción de viajar al lugar por quinta vez, junto a un grupo de 20 amigos y familiares del Club San Luis, al Valle, para realizar un homenaje a los uruguayos.

Tras dos días de cabalgata desde El Sosneado, cerca de Malargüe y Las Leñas, en jornadas de 5 horas atravesando ríos, precipicios y paisajes de ensueño, llegamos al Valle donde 40 años atrás eran rescatados los uruguayos que lograron sobrevivir.

La experiencia del viaje es fuerte. El lugar está dominado por una paz difícil de describir. La zona está repleta de restos del avión, ropa y otros objetos que nos hace tomar real dimensión de la historia.

Sin embargo, la gran referencia al Milagro en este inhóspito paraje montañoso, es la cruz que señala la tumba donde descansan los restos de las 29 personas que permanecieron en el lugar. Placas recordatorias, camisetas de clubes, imágenes religiosas y todo tipo de tributos completan la imagen. Allí los maristas dejaron una remera con el escudo de su club, tras colocar una piedra, que es “la flor de la montaña”, según indica el baqueano que los guió hasta el lugar.

Las elevadas temperaturas de la época y la escasa nieve nos permitieron acceder a grandes restos del avión como una de las alas, el tren de aterrizaje y muchas chapas esparcidas por todo el terreno.
Varias horas a más de tres mil quinientos metros de altura, mezcladas con la emoción y el cansancio, fueron detalles que quedaron apartados en el grupo, cuando emprendía el regreso, satisfechos por haber alcanzado el sueño de conocer un lugar emblemático de la historia humana.

Versión IMPRESA

Para ver entre las notas publicadas en la versión impresa haga clic aca

Notas

Un viaje al corazón de la cordillera de los Andes

Por Joaquín Galan.Especial para Targetlp

Existen lugares insólitos en el planeta, a los que no muchos acceden y que atrapan. Ya sea por su belleza, o en mi caso, por la historia que atrapa el sitio. El Valle de las Lágrimas, ubicado en el departamento de Malargüe, Mendoza, en plena cordillera de los Andes,es conocido porque en 1972 un avión con 45 pasajeros del club Old Christians de Montevideo, se estrelló en el límite entre Argentina y Chile. Tras una epopeya de 72 días, sólo 16 chicos sobrevivieron. Hace 40 años, entonces, nacía el Milagro de los Andes.

Auspiciantes

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzcvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyzl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqyl2ltywdlbi5wbmcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi2l2ltywdlbi5kuecixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzgvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze1l2ltywdlbi5nawyixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyxl2ltywdlbi5qcgcixv0