Jueves, 18 de enero de 2018. Año 9º
Targtet18_p%c3%a1gina_01

Año 3 Revista #18

Noviembre-Diciembre

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyyl2ltywdlbi5qcgcixv0
viernes 07/12/2012

Viviana Vila

Vila1

“Todo lo que hice me fue sorprendiendo”
Es periodista y locutora platense. Desde el 2004 comenta los partidosde fútbol de Estudiantes y Gimnasia por radio Continental. Este año se convirtió en la primera mujer comentarista del país en el programa Fútbol Para Todos.-

¿Por qué te interesó el periodismo?
Fue por una casualidad, mientras yo estudiaba medicina tenía un novio que era periodista y hacia un programa en Radio Universidad. Estuve como un año en la radio, cebaba mate, y me pareció re atrapante ese mundo. Así que en segundo de medicina me anoté en periodismo, e hice las dos carreras a la vez durante tres años, cursaba a la mañana y a la tarde. Y en Radio Universidad conocí a Carlos Carrizo, que me ofreció leer unas gacetillas. Osea que ni bien ingresé a la facultad ya estaba con un micrófono enfrente. Y desde ese día nunca más me paré de un estudio de radio, excepto para irme de vacaciones.

¿Dónde trabajaste después?
Después entré a trabajar en distintas FM, me llamaban para hacer locuciones o programas musicales, pero como no era locutora me metí en el ISER para tener el carnet habilitante. Pero todo me fue pasando, yo no sé qué hubiese sido de mi si no hubiera entrado a la radio o no hubiera tenido este novio. Siempre me gustó igual la radio, en mi casa mi viejo escuchaba radio y me leía el diario en voz alta.
El mundo de la radio me había maravillado pero yo no lo había elegido, y así fue toda mi carrera. Me fueron siempre eligiendo para hacer, yo nunca busqué, los demás fueron decidiendo por mí. Es muy loco, yo estaba fascinada, y nunca más me alejé de
una radio y hoy no puedo imaginar mi vida sin un micrófono. Es loquísimo porque yo no lo soñaba.

¿Cómo fue tu ingreso a la AM, cuando conociste a Víctor Hugo?
Yo cuando lo conocí ya era oyente de Víctor Hugo, pero jamás se me hubiese cruzado pedirle trabajo. Me parecía demasiado enorme, y que todo me excedía. Él vino a La Plata a dar una charla hace 14 años, y presentó el libro “Un grito en el desierto”.
Había como 500 personas escuchándolo, no me olvido más yo fui sola y ese día dije: voy a hacer algo por mí. Y en un papelito que pedí prestado, porque no tenía nada encima, le escribí que era periodista y locutora, le dejé mi teléfono. Yo nunca lo había visto en persona, cuando lo vi me impactó, por todo lo que representa y por su altura yo le llegaba a la cadera. En la charla que dio dijo que todos los días le daban cientos de currículums pero él no podía hacer nada porque lo excedía. Yo me fui a mi casa y a los 3 días me llamó por teléfono, para decirme que él tenía un olfato muy especial y sentía que me tenía que dar una oportunidad. Me dijo si quería colaborar con o alguna micro producción de historias deportivas en Por Deporte, un programa que tenía en Continental.

¿Y fuiste?
Estuve como una semana paralizada y no fui de los nervios. Hasta que me llamó de nuevo y fui. Me acuerdo cuando abrió la puerta había varios de la gente de En Competencia y cuando abrí la puerta me dijo: hola bienvenida al equipo. Yo no entendía nada, solo atiné a decirle gracias, y él me dijo tengo demasiado olfato no
me digas gracias.

¿Te daba miedo, porque no querías?
Básicamente el confiaba en mi más que yo. Me parecía que no iba a poder, que no iba a transmitir ningún concepto, me excedía era un mundo masculino, y eran todos muy prestigiosos.

¿Pero te gustaba el fútbol?
Sí, me gustaba el fútbol, pero no es lo único que me gusta en la vida. Yo hacía conexión de los vestuarios, hasta que un día Víctor Hugo iba a relatar y Alejandro Apo a comentar me llama diez minutos antes de que empiece el partido y me dijo: Apo no viene, comentás vos.
Yo nunca había comentado un partido futbol en mi vida, ni jodiendo en mi casa. Yo
no sabía cómo se hacía, no es fácil, no tiene nada que ver que te guste el futbol con poder comentarlo. Desde ese momento empecé a comentar todos los partidos que se jugaban en La Plata y los relatores eran Víctor Hugo, Osvaldo Weber, y otros compañeros.

¿Y cómo fue que entraste a Fútbol Para Todos?
Cuando faltaban diez días para que comience el torneo, en este enero 2012, yo venía
caminando de La Redonda para casa y me suena el celular y era Marcelo Araujo. Me dijo: Futbol Para Todos decidió que por primera vez haya una mujer que comente futbol y vas a ser vos. Me dijo que él quería que debute en el primer partido yo no entendía nada no me daba opción. No dimensioné nunca nada, es la misma historia me apuran para que acepte. Así aparecí sin ninguna otra indicación de nada.

¿Cómo fue el cambio de la radio a la tele?
Terrible, en la semana previa no sabía ni lo que tenía que hacer. Después cuando llegué a la cabina me relajé mis compañeros me trataron muy bien, desde el que pone el cable hasta el relator. Pero de repente me pasó algo que nadie me dijo que me iba
a pasar, cuando me puse la cucaracha me daban indicaciones, del productor y del director, y eso en radio no existe. Durante diez años contaba lo que nadie ve, y ahora tenía que hablar sobre lo que la gente estaba mirando, y yo al principio no me di cuenta de eso. Todo eso lo fui aprendiendo mientras lo hacía y con 5 millones de personas juzgando lo que yo estaba diciendo. Es difícil tratar de opinar sobre lo que estás viendo; en radio yo puedo decir: “el arquero sacó la pelota con la mano izquierda” pero en tele no porque vos ves que es la izquierda, no hace falta que te aclare.

¿Seguís disfrutando más la radio que la tele?
Sí, no la cambio por nada. Lo que pasa es que estoy descubriendo la tele. Lo bueno de la TV es la masividad y que me permite aprender algo nuevo dentro de mi profesión. Todo lo voy descubriendo solita, nadie me dijo como vestirme, como maquillarme y todo lo hago yo entre cables adentro de la cabina.

¿Cómo vivís la relación con tus compañeros varones, te cuesta manejarte?
Con muchos me fui criando, crecimos juntos. Además depende de cómo te pares, yo siempre fui muy respetuosa, nunca invadí el terreno masculino. Nunca fui una vedette de los hombres, siempre me quedé a un costado y ellos olfatean eso.
Obviamente hay de todo, están los que te respetan, y los que te ningunean. Y descubrí con la tele que existe mucha miseria humana, me apabullo. No está mal que yo no les guste lo que me encontré y me golpeó el cuerpo es la agresión gratuita porque
no contribuye. Hiciste radio, hiciste tele…¿qué es lo que te falta?
JaJa, no tengo ni idea. Todo lo que hice me fue sorprendiendo. Me invitó Víctor Hugo a la radio, ahora me invitaron a hacer tele, yo nunca proyecté, nunca preparé algo
y busqué al proyecto. Me hubiera encantado trabajar con Badía pero no hice nada para trabajar con él, que pretendía ¿Qué pensaba que Badía me iba a golpear la puerta porque me la golpeó Víctor Hugo? Creo que mi fuerte es la entrevista,pero en realidad no sé porque yo creo es ese pero los demás creen que mi fuerte es comentar fútbol. Pienso que me voy subiendo a los trenes que van pasando pero no sé qué es lo que me viene.

¿Cómo haces para convivir con tu hijo y todos tus trabajos?
Y además lo crío sola, y es mucho porque son 4 trabajos: en la Redonda, clases de radio en la Facultad de Periodismo, en Fútbol Para Todos y en Continental. Valentino se acostumbró, incluso le daba la teta en las pausas de la radio; lloraba o me
hablaba en el momento que no estaba al aire. Trato de llevarlo a la cancha conmigo, hasta he armado en la cabina con dos sillas una cuna. Las mujeres aprendemos a hacer 4 cosas juntas, es más sacrificado pero él me entiende.

¿Qué sentiste con el premio de personalidad destacada que te dieron en el concejo deliberante platense?
Fue un mimo enorme, me reconocen por Fútbol Para Todos, pero laburo de lunes a lunes hace 20 años y me he roto el cuerpo y el alma para hacer todo, entonces siento que se hace visible lo que vengo trabajando. Se hizo una revolución con esto de que una mujer comente, son luchas que se van ganando de los espacios.
Que hayan reparado en mí ya me da alegría, me excede un poco lo de personalidad destacada yo pensaba que se lo dieran a alguien más importante pero tampoco lo iba a rechazar.“El mundo dela radio me había maravillado pero yo no lo había elegido,
y así fue toda mi carrera”.-

Versión IMPRESA

Para ver entre las notas publicadas en la versión impresa haga clic aca

Notas

Auspiciantes

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqyl2ltywdlbi5wbmcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyzl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzgvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi2l2ltywdlbi5kuecixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzcvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze1l2ltywdlbi5nawyixv0