Sábado, 20 de enero de 2018. Año 9º
W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqzl2ltywdlbi5wbmcixv0
viernes 17/06/2016

Que venga Venezuela y se acerque más esa Copa que ganaron “tres platenses”

Copa%20%282%29

El sábado 18 de junio, a las 20 horas, Argentina y Venezuela le agregarán una hojita más a la Copa América. Uno de los partidos de los Cuartos, que estrenó el local EEUU con un triunfo –sobre Ecuador- y primera clasificación a semi.

La “centenaria” que se nos viene escapando como arena entre los dedos (como la última edición en Chile 2015) empieza a entrar en efervescente definición mano a mano. Esa que ganó dos veces Alfio “Coco” Basile y que se le negaron a maestros como Menotti, Bilardo, Bielsa y Sabella.
Nuestra ciudad de La Plata tuvo varios “medallistas” que la ganaron en 1991. Dentro del campo, Oscar Craviotto, ex lateral derecho Pincha, por entonces jugador de Independiente. Y afuera (et aquí la perlita) hubo una trilogía de tipos macanudos que conformaban el Cuerpo Técnico.
Esta foto a la que accedió revista Target deja constancia de lo dicho. La Copa en manos platenses, en una de las últimas alegrías de la rica historia del fútbol nacional. De los cuatro hombres de la imagen, los tres que nacieron en nuestra región son (desde la izquierda) Héctor “Cacho” Massa, un asesor del DT de voz ronca. Luego está el “Yacaré” Ricardo Echeverría (fallecido en junio de 1995), un profe de enorme corazón y que en México ’86 alcanzó la cúspide con el equipo del mejor Maradona y de Bilardo. El tercero es el único que no nos pertenece, Claudio Codina (dueño del famoso restaurante La Raya) y reconocido amigo de Basile. A la derecha Rubén “Tito” Benros (partió a fines del año pasado), un extraordinario ser humano que manejaba la utilería y cebaba los mejores mates, ícono de los mundiales desde el ’86 al ’94.
Cacho, Yacaré y Tito. Tres platenses que gozaron con la copa que (según le decía en estos días a nuestra revista el berissense Cacho), “jugátela volveremos a traer a casa”.

Por: Gabriel"colo" Lopez

Notas

Auspiciantes

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze1l2ltywdlbi5nawyixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzgvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzcvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqyl2ltywdlbi5wbmcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyzl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi2l2ltywdlbi5kuecixv0