Jueves, 18 de enero de 2018. Año 9º
W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzcyl2ltywdlbi5nawyixv0
lunes 14/09/2015

París, la ciudad de la luz vestida de invierno

Sacre-cur-basilica-286428

La capital francesa es el sitio más creado y recreado en el imaginario colectivo a través de evocaciones novelescas y poéticas. Te invitamos a recorrer el entramado urbano parisino cuando la nieve y el frío invernal se transforman en cómplices del mito que envuelve a la magia de sus caminos.

Texto y fotos: LUCAS BOZZANO

Se trata de uno de los destinos turísticos más visitados del mundo con más de 42 millones de viajeros por año. Hoy recorremos sus calles en la temporada de invierno (de diciembre a marzo), estación en que las nevadas no solo aportan un mayor romanticismo, sino que además permiten recorrer esta hermosa ciudad en la época de menor afluencia de turistas.
Se la conoce como la “Ciudad de la Luz” ya que fue una de las primeras ciudades europeas en tener alumbrado público, luego de que el rey Luis XVI ordenara colocar más de tres mil linternas en las calles.

Históricamente fue el lugar de encuentro de intelectuales, artistas y escritores como Voltaire, Víctor Hugo, René Descartes, Pablo Picasso y Ernest Hemingway. Este pasado cultural ofrece su testimonio a través de la gran cantidad de obras de arte distribuidas en numerosos museos y colecciones privadas. Los tres más concurridos son el Louvre, Orsay y el Centro Nacional de Arte y Cultura Pompidou. Entre las obras más destacadas que albergan estos edificios, podemos mencionar a la Venus de Milo, la Victoria de Samotracia, La Gioconda, el Código de Hammurabi y reconocidas expresiones del pintor francés Claude Monet. Otro de los sitios con gran riqueza cultural es el Museo Nacional de la Edad Media que contiene una de las colecciones de arte y artesanía medieval más completas del mundo.

La arquitectura gótica tuvo su origen en esta región del mundo, desde donde se difundió primero a todo el reino de Francia y posteriormente al resto de Europa. La grandilocuencia y el exceso que caracterizan a este estilo arquitectónico, nos hacen sentir minúsculos. Esta era la intención de los arquitectos góticos de la época que, a través de obras tan colosales, querían predisponer al espectador a lo sobrenatural despertando sentimientos místicos. La Catedral de Notre Dame y la Basílica de Saint Denis son una muestra perspicua de la majestuosidad de estas obras.

El río Sena atraviesa el centro de la ciudad, y muchos de los edificios y monumentos más importantes se pueden apreciar navegando por sus aguas, como la torre Eiffel, el Museo del Louvre y la Biblioteca François Mitterrand. Los recorridos en los típicos barcos conocidos como bateaux mouches son una atracción turística en sí misma, sobre todo si esta actividad se realiza de noche. La poética geometría de esta ciudad-museo al aire libre hizo que, desde el año 1991, las Riberas del Sena en París fueran consideradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Para terminar con la lista de imperdibles, el Arco del Triunfo y la Basílica de Sacre Coeur son otras
paradas obligatorias que forman parte del imaginario idílico de la capital europea.
Todos estos enclaves pueden ser visitados a través de la extensa red de metro de la ciudad. En cualquier punto del núcleo urbano de París se está a menos de 500 metros de una estación de metro. Esto permite recorrer toda la localidad a través de este medio de transporte cómodo, rápido y económico.
París siempre logra conjugar con el visitante. Pareciera que hubiera una París a la medida de todo viajero, donde el asombro y la sensibilidad se despiertan de forma inevitable al recorrer sus calles. La voluntad estética admirable, la gastronomía y la oferta cultural hacen que la visita a este rincón del planeta se transforme en una experiencia inolvidable.

Notas

Auspiciantes

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzcvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyzl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze1l2ltywdlbi5nawyixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqyl2ltywdlbi5wbmcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi2l2ltywdlbi5kuecixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzgvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqxl2ltywdlbi5qcgcixv0