Jueves, 18 de enero de 2018. Año 9º
Tapa%20%283%29

Año 6 Revista #31

Julio / Agosto

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzuwl2ltywdlbi5qcgcixv0
sábado 01/08/2015

Crecimiento acrobático

Img_1986

Sin darse cuenta empezó su formación profesional en el circo y eso le sirvió para
hacer reír en las cámaras ocultas de Videomatch. Con el tiempo conjugó sus habilidades con un humor chispeante y una energía inigualable que lo hace distinto. Pero no se quedó ahí. Su historia de vida y el trabajo junto a los grandes lo convirtieron en un artista capaz de trabajar en una pantalla de máxima exposición o en un circo de pueblo con la misma naturalidad y el mismo talento.
Trabajó con figuras de la talla de Marley, Julián Weich, Marcelo Tinelli, Susana
Giménez o Antonio Gasalla y está en la cartelera grande durante las vacaciones de
invierno con “Locos sueltos en el Zoo”. Sin embargo, mantiene la humildad intacta y no duda ni un segundo en prestarse para charlar tranquilo con Target LP y contarnos cómo fue avanzando en su carrera y en su vida.

¿Cómo fueron tus primeras experiencias trabajando?

La verdad es que yo empecé a los 16 años en una escuela de circo por gusto, o sea

que lo que menos esperaba era poder empezar a trabajar de esto.

A mi me sorprendió, porque yo me estaba cagando de hambre, sin un mango,

laburando en el circo y a su vez en una pizzería, pero al tiempo arranqué con unas

cámaras ocultas en las que hacía de payaso en un shopping y después surgió lo de

VideoMatch.

Pablo Rutkus, que es como mi papá fue el que me llevó y me dio esas posibilidades,

además lo que hacía con esas cámaras era una fortuna para mí, era algo totalmente

nuevo.

A su vez, él siempre me explicó el tema de la fama y me dijo que había que tener en

cuenta que esto es un momento, que lo disfrute pero entendiendo. Yo lo escuché y

fui consiente de eso. Yo pensaba en trabajar y no en la fama.

*¿Y cómo te llevás con esa relación entre el trabajo y la supuesta fama que te da

aparecer en los medios?*

Es que si no hubiese sido por la tele muero virgen (risas). Yo siempre la remé y la

mina que me gustó la convencí por simpático, más allá de que la tele a veces te da

acceso a otras cosas.

Tener una posibilidad de poder trabajar, hacer lo que a mi me gustaba era un

beneficio que no tenía cualquiera y yo soy feliz con eso, pero no por la fama.

Por ahí me hacen pasar con mis amigos a un boliche y me invitan algo, lo

aprovecho, pero no me cambia para nada la vida. Yo sé que en otro momento me

pueden decir que haga la cola como cualquiera y no lo sufro.

También has tenido una infancia que fue difícil económicamente, ¿eso te dio

una perspectiva distinta de tu progreso?

Eso es lo que hace a mi personalidad, al modo en que veo la vida, no creo en

Disneylandia, soy consciente de que es un momento. Sé lo que es no tener

absolutamente nada y lo que es tener, por eso lo puedo vivir de una manera

diferente y no me deliro.

Hoy gracias a esto mi mamá tiene su casa, me compré mi departamentito y por ahí

puedo estar un poco más relajado, pero siempre pensando primero si el gasto que

vaya a hacer vale la pena.

A eso se le suma ayudar a mis hermanos o poder darle una mano a mi familia, que

es algo muy importante para mi, porque se lo que vale realmente y eso es lo que

me hace feliz.

Antes estábamos desolados, nadie nos ayudaba para pagar las deudas. Cuando me

fui a México y quise volver no conseguíamos plata para eso. Yo llamaba llorando y

mi vieja me decía que no teníamos a quién pedirle para pagarme la vuelta.

Por otra parte, creo que cuando uno ayuda las cosas vuelven siempre que las cosas

se hagan sin esperar algo a cambio.

*¿Qué reflexiones te trae todo eso en paralelo a que has llegado a trabajar con

figuras tan reconocidas?*

Me parece que este laburo tiene algo muy lindo, que es vivir en un vértigo

constante. Por eso, a veces me cuesta darme cuenta de dónde estoy, pero trabajar

con Susana, Antonio o los chicos de Peligro, es algo que significa mucho porque son

grossísimos, es fuerte estar al lado de ellos y trato de aprender todo el tiempo.

Pero lo mismo me pasa en un circo muy chico en el que estoy trabajando, porque

son quienes me dieron la oportunidad de estar donde estoy. Hay que estar abierto

a seguir aprendiendo sin quedarse quieto y a su vez dándole una mano a quién lo

necesite y poniendo lo mejor en cada lugar.

¿Y cómo fue ese salto a ocupar otro lugar como artista?

Yo venía haciendo chistes y un personaje en Canal 9, donde tenía un lugar para

divertirme y ser libre, creando, hasta que un día de repente me llamó Antonio

Gasalla y me dijo: “Yo quiero que hagas un personaje”, era para la obra “¡Más

respeto que soy tu madre!”.

Yo le dije que no sabía si lo iba a poder hacer porque mi formación viene de una

escuela de circo, no de teatro. Pero el creyó en mí, a pesar de mis miedos y me

apoyó más de lo que pensaba. Yo creía que me iba a sacar a los 2 minutos pero me

trató con mucho respeto y me di cuenta de que era un grande.

Me pidió que me quedara tranquilo con que me iba a ayudar y así fue, lo que hago

en el escenario lo hago porque me lo enseñó. Él me ha dado todas las posibilidades

para aprender y me transmitió mucho aunque también me daba un poco de miedo,

incluso de que él quede mal.

Se la jugó por mí, puso la cara y me bancó a morir cuando era un 4 de copas. El

lugar que me dio lo hace único.

Con Susana me pasó algo parecido. Todos me advertían con que no haga esto o

aquello y cuando salí, decidí hacer lo que yo sabía. Después ella me llamó y me

comentó que estaba más que contenta con lo que hacía. Me dejó laburar tranquilo

y me dio mucho lugar. Eso me volvió a sorprender porque son figuras

inmensamente grandes.

Lo mismo me pasa con los chicos de “Peligro, sin codificar”, porque a veces, me da

vergüenza o les pido disculpas y ellos me dejan hacer lo que quiera, más allá de su

talento natural, eso los hace grandes.

También el trabajo de la gente de fuera de cámara y los productores es muy

importante para el desarrollo profesional, es importante trabajar con gente como

Martín Borrillo, Gustavo Pavan y muchos más.

Versión IMPRESA

Para ver entre las notas publicadas en la versión impresa haga clic aca

Notas

Crecimiento acrobático

Sin darse cuenta empezó su formación profesional en el circo y eso le sirvió para
hacer reír en las cámaras ocultas de Videomatch. Con el tiempo conjugó sus habilidades con un humor chispeante y una energía inigualable que lo hace distinto. Pero no se quedó ahí. Su historia de vida y el trabajo junto a los grandes lo convirtieron en un artista capaz de trabajar en una pantalla de máxima exposición o en un circo de pueblo con la misma naturalidad y el mismo talento.
Trabajó con figuras de la talla de Marley, Julián Weich, Marcelo Tinelli, Susana
Giménez o Antonio Gasalla y está en la cartelera grande durante las vacaciones de
invierno con “Locos sueltos en el Zoo”. Sin embargo, mantiene la humildad intacta y no duda ni un segundo en prestarse para charlar tranquilo con Target LP y contarnos cómo fue avanzando en su carrera y en su vida.

Auspiciantes

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqyl2ltywdlbi5wbmcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzcvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi2l2ltywdlbi5kuecixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzgvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyzl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze1l2ltywdlbi5nawyixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze5l2ltywdlbi5qcgcixv0