Sábado, 20 de enero de 2018. Año 9º
W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzm0l2ltywdlbi5kuecixv0
jueves 23/06/2016

Berisso celebra su 145º aniversario, para hacerse un viaje de autoayuda

Berisso

“Cada vez que un agorero me plantea el acabóse del país le sugiero turismo de autoayuda: viajar a Berisso. Es un paso: a 65 kilómetros del Obelisco, a 7 de La Plata”, propone el poeta y escritor Esteban Peicovich, quien nacido en 1929 en la localidad de Zárate, una crisis económica (de tantas) lo llevó en la década del treinta a radicarse con 3 añitos apenas en la susodicha ciudad del Inmigrante.

Esa que cobijó también a quien escribe este artículo para revista Target, periodista por vocación, quien allí cubrió su primer partido de fútbol de Primera “D” para radio Provincia… sin salir al aire (me tomaron el resultado y los autores de los goles, todo un hito, en 1990).

Pero retomemos la genialidad de Peicovich, cuyas pinceladas en una nota titulada “Volver a Berisso”, continúa yendo a la esencia de esta porción bonaerense: “Si responde: “¿Berisso?”, lo felicito por dudar como un genio. Cuando en 1960 invité a Borges a dar allí una charla sobre Almafuerte lo aceptó solo porque creyó que se trataba de un lugar imaginario… Iré, claro, pero ese pueblo no existe. ¿Usted lo conoce?”.

Hoy, desde muy temprano, 9.30 horas, la Municipalidad hará la recepción de autoridades y vecinos en Casa de Cultura, y a las 10, en el Parque Cívico, se izará la bandera y se elevará una oración por la paz, a cargo de representantes de distintos credos. Desde las 14 se ofrecerá en el mismo predio una propuesta artística con entrada libre y gratuita.

El feriado es para la administración pública local y el Banco Provincia, pero será feriado optativo para el comercio y la industria.

La industria berissense que, “entre el Armour y el Swift, de sol a sol, mataba 5 mil novillos y 16 mil corderos. Nunca eran menos de cinco los barcos del mundo anclados a la espera. No había día a o noche. Sólo ruido, humo, luz y sirenas. ¿El paisaje urbano? Por momentos mormón, isleño, polaco o vasco. Un paseo para temerarios lo ofrecía la calle Nueva York, repleta de marinos ingleses y matarifes esclavos. Un arrabal por el que habían pasado Eugene O’Neill (premio Nobel y suegro de Chaplin), el padre de Anthony Burgess, las altas piernas de ébano de Josephine Baker, y también, trotado potrillos tan famosos como Federico Luppi y Lito Cruz”, describió el poeta que de chico soñaba con irse al mundo. Y lo hizo, aunque después de tantos viajes, concluyó que “todos los países estaban en Berisso, que resiste mundial y soñadora, con la memoria intacta. De autoayuda”.

Notas

Auspiciantes

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzgvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqyl2ltywdlbi5wbmcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi2l2ltywdlbi5kuecixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze1l2ltywdlbi5nawyixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyzl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzcvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyxl2ltywdlbi5qcgcixv0