Jueves, 20 de septiembre de 2018. Año 9º
1

Año 3 Revista #13

Septiembre/Octubre de 2011

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyyl2ltywdlbi5qcgcixv0
jueves 15/03/2012

Con destino a La Paz

Al noroeste de México, la ciudad de La Paz se presenta como la puerta de entrada al Mar de Cortés. Allí confluyen distintos paisajes y propuestas para sus visitantes que van desde turismo ecológico hasta recorridos por circuitos arqueológicos o práctica de deportes acuáticos.

La Paz, ubicada al noroeste de México, es la capital del Estado de Baja California Sur. En esta localidad conviven paisajes muy diversos como desiertos plagados por variedades de cactus, costas tranquilas y poblados con aire provinciano. Se trata de una ciudad pequeña pero que ofrece la infraestructura y servicios necesarios para disfrutar una estadía calma que hace honor a su nombre. En combinación con la hospitalidad y calidez de su gente, se ha convertido en un destino internacional para el descanso y el retiro. Sus playas más conocidas son El Coromuel, El Caimancito, Pichilingue y El Tecolote, además de otras más solitarias como El Coyote o Balandra. A pesar de ser una ciudad capital y funcionar como centro político, comercial y cultural de la región, es un puerto que ha preservado un estilo de principios del siglo pasado que hace pensar que poco ha cambiado en este tiempo.
Considerando sus atractivos naturales, la ciudad de La Paz es una referencia del turismo ecológico en Norteamérica. Allí se encuentra una de las pocas reservas marinas del continente que cuenta con arrecifes de corales vivientes. También se puede disfrutar de la observación de colonias de leones marinos, defines, tiburones de cabeza de martillo, ballenas grises y toda clase de especies marinas exóticas. Realizando un paseo en barca es posible acercarse a las colonias de cetáceos para ser testigos de sus movimientos y traslados en el agua.
El entorno virgen atrae aficionados a la pesca, buzos, naturalistas, observadores de fauna y entusiastas del deporte. Por ser el estado con más territorio costero del país, las actividades relacionadas con el mar como la pesca deportiva, el buceo, kayak, windsurf, kitesurf y snorquel son predominantes. Sus aguas tranquilas permiten disfrutar estas prácticas sin necesidad de ser un atleta o tener experiencia.

Un viaje por la historia

Además de sus atractivos naturales, el patrimonio histórico y cultural con el que cuenta La Paz es otro motivo para visitarla.
Como punto destacado, se encuentra el Museo Regional de Antropología e Historia del Estado, ubicado en la zona centro de la ciudad, donde se resguardan piezas arqueológicas y etnográficas. Un recorrido por sus salas de exposición permite conocer en profundidad el pasado y la cultura de esta región mexicana.
Otra parte del patrimonio histórico que es posible visitar partiendo de La Paz es “La Ruta de las Misiones”. Un paseo por las misiones fundadas entre finales del siglo XVII y XVIII en un afán colonizador y evangelizador; labor en la que habían fracasado los conquistadores militares y que los jesuitas lograron empeñosamente. Comenzando en 1697 con la fundación de Nuestra Señora de Loreto Conchó y extendiéndose por toda la península en una lucha constante con el medio ambiente y la resistencia de los nativos. A la mayoría de las construcciones puede accederse de forma sencilla y por caminos prácticos y directos.

Versión IMPRESA

Para ver entre las notas publicadas en la versión impresa haga clic aca

Notas

Auspiciantes

W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqyl2ltywdlbi5wbmcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzqxl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzyzl2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi2l2ltywdlbi5kuecixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzi5l2ltywdlbi5qcgcixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzcvaw1hz2vulmpwzyjdxq W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlze1l2ltywdlbi5nawyixv0 W1siziisinbyb2r1y3rpb24vchvibgljawrhzgvzlzgvaw1hz2vulmpwzyjdxq